El perdón

Errare humanum est o lo que es lo mismo equivocarse es humano…

No puedo cambiar el pasado, no puedo borrar lo que hice mal, simplemente no es posible, pero sí puedo cambiar el presente, y por tanto el futuro.

Mi cometido es siempre ser mejor que ayer, en cualquiera de los ámbitos a nivel personal, a nivel profesional, incluso en el deporte o en la música o en cualquier otra disciplina en la que me meta, será porque intento hacer las cosas de la mejor manera que sé, y siempre con toda la actitud o la pasión…

Nunca creí que para mí sería realmente importante que piensen que soy una buena persona, siempre he considerado que ese adjetivo, que tantas veces me han atribuido, era algo menor, pero en realidad no lo es.

Si hay algo de lo que me he dado cuenta durante todos estos años, es que mi manera de ver las cosas es un poco distinta a la de los demás, no es ni mejor ni peor, es simplemente diferente, no creo que sea algo raro, simplemente tengo una manera de sentir y de pensar curiosa y personal.

Me muevo por la intuición, y muchas veces acierto, pero otras tantas no, y cuando fallo por una razón u otra entonces me siento algo decepcionado.

Cuando no hago algo bien, entonces busco el perdón, necesito esa especie de absolución para seguir adelante, para pasar página, para no volver a cometer los mismos pecados, y como es algo en lo que creo a conciencia, entonces suelo conseguirlo, volveré a equivocarme probablemente en otras cosas, pero en lo mismo, seguro que no.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.