¿Hay espacio para la poesía en el 2020?

Code is poetry, lema donde los haya para los que amamos el mundo tecnológico y la programación, pero más aún si eres un romántico y crees en la poesía, esa que encuentras en prácticamente cada rincón y en situaciones de todo tipo.

El problema de ser un poeta en el 2020 es que eres un incomprendido, porque todo el mundo se piensa que vas con segundas o simplemente no son capaces de interpretar lo que quieres decir, en cambio si dices que eres un programador informático todo el mundo sabe a qué te dedicas (más o menos…).

Sé que no voy a vivir de la poesía, ni se me pasa por la cabeza, ni de las cuatro canciones que puedo componerte con cinco acordes, no tengo cabida en ningún rincón de este mundo, pero es prácticamente al contrario, la poesía o la música me hacen vivir.

Nadie recordará mis incertidumbres, mis pensamientos, mis estribillos, el “start every day with a smile” o el “sé feliz y sonríe porque cuando lo haces lo iluminas todo”, y aunque me los reservo para mí, el mensaje está ahí, y lo regalo al mundo, a quien le pueda servir a quien le pueda esbozar una sonrisa, a quien le pueda quitar algo de sufrimiento en momentos delicados.

Y siempre, siempre, sin pedir nada a cambio, porque no hay nada más generoso que un verso, que quede en algún lugar, para ser visto en algún momento…

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.