Nueva etapa y nuevos hábitos

Se acabó el teletrabajo y personalmente mi nueva normalidad estará basada en un horario continuo, con nuevos retos y muchísima ilusión, para seguir aprendiendo y espero que también creciendo.

Mi gran objetivo es volver con más fuerza que nunca, con las pilas a tope y con un optimismo y entusiasmo sin precedentes (aunque normalmente ya me involucro al 100% en todo lo que hago).

Y es que por fin parece que voy a tener la posibilidad de encajar todas las piezas de mi puzzle particular y compaginar todas mis actividades.

La familia, el deporte, los estudios, mis webs, y por supuesto el trabajo, tendrán cabida, por fin podré salir a correr cada día sin tener que preocuparme de la hora de vuelta, y lo haré siempre a primera hora de la mañana.

La fórmula es simple, basada en la rutina, porque desde luego soy una persona que necesita tenerla, y a estas alturas de mi vida no voy a cambiar, tener un horario fijo me permite organizarme mucho mejor.

Ese equilibrio y ese orden, siempre han supuesto un auténtico reto, lo es porque no siempre he sido capaz de conseguirlo, y creo que por fin esta vez sí seré capaz, para comenzar no voy a exigirme de más en todo lo que quiero hacer en mi tiempo libre, es mejor ir paso a paso pero sobre seguro.

No sea que vaya a pretender abarcar demasiado, no es esa la intención, centrarme en lo más importante esta vez.

Esa gestión del tiempo que muchas veces ha fracasado precisamente por intentar que sea cuadriculado y excesivamente preciso, a las 9:00 una cosa a las 10:30 otra… no es ese el método, hay que planear, sí, pero también ser consciente de que somos personas.

¿Conseguiré esta vez realizar una gestión de mi tiempo con la que me pueda sentir plenamente satisfecho? Yo por lo menos apuesto que sí.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.